(267)

Sin ir más lejos

e-book


Soy el ejemplo perfecto de mujer florero.

Durante toda mi vida me han aleccionado para ello y he cumplido a la perfección mi papel.

Pero de repente la realidad se impone, y no de forma suave, no, sino con un bofetón cruel que te deja desorientada y sin saber qué hacer. Lógico si rara vez he pensado por mí misma; primero mis padres y después mi marido se han encargado de tomar las decisiones importantes de mi vida.

Así pues, no me queda más remedio que buscar una salida; el problema es que no sé ni por dónde empezar.

De ahí que, agobiada, casi arruinada y sin perspectivas de mejora, acabe pidiendo ayuda a quien sé que me la va a negar, pero ¿qué alternativa me queda?



4.0

267 valoraciones

Anónimo

14/5/2024

Muy floja y lenta al final engancha un poco

Carmen

2/4/2024

Entretenimiento puro. Me la he leído del tirón.

Charo

21/12/2022

Super ameno y divertido