Planeta

ELYANA TENDR√Ā QUE DECIDIR POR QU√Č LUCHAR: EL FUTURO DE SU PUEBLO O LOS DESEOS DE SU CORAZ√ďN Elyana debe enfrentar su destino, el mismo que asumen todos los primog√©nitos del reino de Ah√©selon al cumplir los veinticinco a√Īos: sobrevivir a la Expiaci√≥n de los Pecados. Si lo consigue, ser√° escogida por uno de los dioses que les gobiernan, los inmortales Dorados, para alcanzar el nivel m√°s alto del reino. Quienes no lo consigan morir√°n. Al contrario que su pueblo, Elyana siente que es una tradici√≥n brutal, sangrienta y, sobre todo, profundamente injusta, pero sabe que si supera la prueba, podr√° darle a su hermana una vida mucho mejor. Solo al descubrir los secretos de los Dorados, especialmente los de Sor√ęn, con quien crear√° un v√≠nculo m√°s all√° de la lealtad, su fe comenzar√° a tambalearse, y entender√° que la Herej√≠a puede ser la √ļnica esperanza para conseguir la libertad que tanto ans√≠a y que su pueblo merece.