(526)

El billonario

e-book


Georgia Cummings no tiene suerte con las citas, y no importa lo mucho que lo intente, no es capaz de encontrarle la gracia a ese extraño universo alternativo donde los hombres piensan que enviarle la foto de un pene es el equivalente a mantener una conversación para conocer a una mujer. Como vea un selfie de esos más, renunciará a escribir a los tíos para siempre.

Kline Brooks parece el chico malo por excelencia: pelo oscuro, corto y bien peinado, músculos de acero y una sonrisa que te vuelve loca. Y por si eso no fuera suficiente, es billonario. Y el jefe de Georgia…

Así que, dado que ella es su empleada, a él no se le ocurrirá nunca acercarse a ella.

Ni ella debería hacerlo si tuviera dos dedos de frente.

Pero ¿por qué Georgia no puede dejar de fantasear con él?

Lástima que sus hormonas vayan por libre…



4.2

526 valoraciones

Jhoanna

21/9/2023

Muy divertido

Ana

21/6/2023

me a gustado

Mireia

24/5/2023

Solo tengo un pero para este libro y es el Título elegido porque no representa en nada a la maravillosa historia que se recoge entre sus páginas, y estoy convencida de que no llega a más público porque puede llegar a dar la falsa idea de que vas a enfrentarte a una de tantas historias de cliché jefe-oficina, y nada está más lejos de la realidad, no tengo más que buenas palabras. Una historia limpia, buena y llena de grandes momentos entre los protagonistas, con momentos sensacionales que van desde su relación a sus encuentros como pareja que te deshacen como lector y te tocan la corazón, pues los gozas y sientes, con escenas muy calientes pero narradas con gusto, además de momentos que te hacen reir en muchas ocasiones, pues el humor es un contínuo ir y venir en la historia. La narración está a dos voces y eso siempre me encanta. Kline Brooks es un amor de hombre con un corazón enorme lleno de respeto y amor, con un punto canalla buenísimo y no es un cliché con patas, cosa que se agradece (bueno si, que debe estar buenísimo).Ella, Georga, es una mujer estupenda, fuerte, sencilla, una chica como cualquier otra, con la que empatizas enseguida y la quieres. Y ambos hacen un tándem estupendo. En cuanto a los secundarios tengo que decir lo mismo, son todos buenos. Destacar a los padres de nuestra protagonista, muy atípicos y entrañables, y los dos mejores amigos de Kline (Thatcher) y Georgia (Cassie).  No puedo contar más porque es una historia que se ha de descubrir.